26 ago. 2012

Aphantopus hyperantus (aberración lanceolata)

Paseando por Ceremal, a orillas del río Dobra,  límite occidental del Parque Nacional de Picos de Europa, me encontré de casualidad con este raro ejemplar de la común Aphantopus hyperantus, una de mis mariposas favoritas, por esos ocelotes que la adornan, que en este caso eran mucho más grandes de lo habitual. Preguntando a los expertos descubrí que era una "aberración", fea palabra para un ser tan frágil y atractivo. Gracias a ese regalo que un día de agosto se posó frente a mi objetivo, aprendí un poco más sobre este fascinante mundo de las mariposas que cuanto más sabes, más te engancha y te llega a hacer dependiente cada día libre del verano en busca de un nuevo ejemplar para la colección fotográfica.

A continuación, una foto de la Aphantopus hyperantus (normal), para que antes de seguir podáis apreciar la diferencia con la "aberración".


En la siguiente imagen el ejemplar de Aphantopus hyperantus (aberración lanceolata). Trutt, 1896.


Los ingleses, auténticos expertos en el mundo de la entomología, ya representaban a esta aberración en sus revistas de finales del siglo XIX, la cual fue descrita oficialmente por Tutt en 1896. A ellos les resulta relativamente fácil investigar el mundo de los lepidópteros, ya que tan solo cuentan con 70 especies, mientras que en Asturias tenemos casi el doble, por el momento. 

Dentro del mundo de las mariposas, pueden aparecer diferencias dentro de la misma especie, debidas a un patrón genético, a razones ambientales, etc. Pueden darse cambios de coloración, de formas en sus alas, pero esto no deja de considerarse "normal". Por el contrario "las aberraciones" aparecen en porcentajes bajísimos y pueden pasar décadas sin que vuelvan a aparecer. 

Si os interesa el tema, se puede consultar por Internet la famosa colección Cockayne del Museo de Historia Natural Británico.

5 comentarios:

  1. En Asturias no tenemos el doble de 70, porque tenemos 130 y pocas... Eso quitando unas cuantas que se colaron.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. D. José yo me fío totalmente de sus fuentes, por un poco no llego a ese doble. Corrijo y pongo el "casi".
    Esa madreña es malíssssima.

    ResponderEliminar
  4. Qué aberración más extraña de Aphantopus. Nunca había visto nada así, parece una Lopinga sin banda blanca. En Amieva tienes mucho que mirar, buen sitio.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...