12 oct. 2012

Picapinos. Pájaro Carpintero. (Dendrocopos major)

En San Román de Amieva, un gran pino centenario consiguió vencer al tiempo y librarse, por el momento, de la tala. Este solitario pino, que destaca en el paisaje del entorno por su gran porte, fue escogido como lugar de cría por una familia de Picapinos (Dendrocopos major) Linnaeus 1758.



Antes de llegar a verlo, podremos intuir su presencia gracias a su afición por la percusión, la cual practica golpeando fuertemente con su pico la corteza de viejos árboles o incluso los postes del antiguo tendido eléctrico, llegando a escucharse su tamborileo a muchos metros de distancia. 



En la siguiente foto se le ve trepando por un fresno, al que liberará de todos sus insectos en menos de diez minutos, aprovechando también la savia que brota de la corteza. También le encantan las piñas, por lo que bajo el pino donde anida, aparecen grandes cantidades de piñas vacías. Una vez que ha comido sus semillas, las arroja al vacío, siendo capaz de acabar con cuarenta unidades de una sola vez. 



El Picapinos está recogido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como de interés especial, así como en la Directiva Aves de la Comunidad Europea y en el Convenio de Berna, de ahí la gran importancia que tiene para su subsistencia la prevención de incendios y el cuidado de su hábitat, evitando las talas de los árboles más viejos.


Ave de vivos colores, intercalando el negro de sus partes superiores, el rojo de su nuca (carente en la hembra) y el blanco de la cara, garganta y lados del cuello. Las tonalidades rojizas vuelven a aparecer en la parte baja de la zona ventral y tiene un tamaño entre 20-25 cm. Puede confundirse con el Pico Mediano (Dendrocopos minor), el cual también habita por estas latitudes. Se diferencian por el tamaño (menor el Pico Mediano) y por las manchas negras de las partes laterales del cuello, que en el Pico Mediano no llegan a convertirse en "bigotes". 


No es fácil fotografiarlo con precisión ya que no para quieto. En este caso estaba entretenido en cortejar a la hembra con su llamada.



Este carpintero, es el más característico de su especie ya que habita en todo tipo de bosques, siendo muy fiel a su hábitat del que no suele alejarse. El nido lo tiene a gran altura del suelo, por lo que no he podido llegar hasta él y consiste en un agujero construido por el macho y la hembra, los cuales realizan una ardua labor, agujereando el tronco del árbol. Cuando ya han conseguido una profundidad de unos 12 cm, entonces, descienden en vertical, utilizando sus picos como un cincel, hasta que logran tallar un habitáculo en forma de bolsa, la cual dará una gran seguridad a los futuros polluelos, que nacerán cada primavera en número entre tres y seis.

Antes de finalizar esta entrada, hoy volví a visitar al pino a ver si había rastro del carpintero y me encontré con que alguien había intentado QUEMAR la base del árbol. ¡Juro por el Picapinos, que el pirómano, de esta,  no se va a librar!.


Después de hacer la foto anterior, esperé a la mañana siguiente y fui a ver al dueño del pino y ni yo misma podía creer lo que vi (o lo que no vi). Fuimos los dos hasta la base del árbol y lo que se ve en la foto, había desaparecido... tan solo fue un efecto lumínico, no había rastro de fuego por ninguna parte y lo que se ve en la foto tan solo es producto de la humedad, creemos.  Pido disculpas por no haber sido más cuidadosa. En la siguiente foto se ve la base del pino a la mañana siguiente. ¡Producto de la obsesión que tengo con las cosas que llevo vista por estas latitudes!. Si el dueño no llega a ver las fotos, ya perdería toda credibilidad...

Así de sanote lucía el pino a la mañana siguiente, espero que por muchos años más.








7 comentarios:

  1. Precioso ese carpintero. Y, ante la barberie que, ¿resignación?.

    ResponderEliminar
  2. Un placer acercarse a tu blog y, por un lado, de las fotografías y por otro aprender con tus textos.

    Un beso desde el Sur.

    ResponderEliminar
  3. Esperemos que no lo hayan dañado mucho y que sigan anidando los carpiteros.

    ResponderEliminar
  4. Muy guapas las del Picapino y las del Camachuelo, yo soy un negado para las aves ( supongo que es por no disponer de objetivo adecuado / Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Te notifico que he decidido distinguir tu labor con el premio “The Versatile Blogger Award”. Según las normas del mismo habrías de escribir un post donde indiques de quién lo recibiste, las siete características principales de tu propio blog y 15 blogs más a los que tú, a tu vez, desearías conceder dicho premio.
    Aquí tienes el post que acabo de publicar con un enlace hacia tu blog:
    http://asturgeografic.blogspot.com.es/2012/10/la-madrena-versatil.html

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Trasgu, pero ya me lo explicarás porque ni idea de estas cosas...

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...