27 abr. 2014

La mariposa verde de Asturias: Callophrys rubi (Cejialba).


Hasta la primavera del 2013, se consideraba que Callophris rubi (Linnaeus,1758), conocida con el nombre vernáculo de Cejialba, era la única mariposa de color verde de Asturias.


Esta bella mariposa primaveral, imposible de confundir, emerge a finales de marzo o principios de abril, pudiendo verse hasta finales de junio en zonas altas; podemos encontrarla en Asturias desde el nivel del mar hasta los 1600 m. de altitud, excepto en la costa central y áreas degradadas, siendo más común en el interior, apareciendo en gran variedad de biotopos. En este caso se encontraba en un prado de siega sobre los 750 m. de altitud, si bien su hábitat prioritario son los brezales, monte bajo y zona de matorral.


Pertenece a la familia Lycaenidae, la cual se caracteriza por su pequeño tamaño y por presentar frecuentes colores metalizados, generalmente azules o naranjas. Su envergadura oscila entre los 26-30 mm. El anverso es de color marrón y el reverso verde intenso con una línea irregular blanca en el ala posterior.


Sus orugas se encuentran asociadas a hormigas, es decir, se hacen pasar por una de ellas y las pobres hormigas se dedican a alimentarlas sin saber que están siendo engañadas (comportamiento también muy común entre los humanos acostumbrados a vivir a costa del trabajo de otros, pero en este caso de su misma especie).



En la primavera de 2013, los biólogos Hugo Mortera y Juan C. Vicente Arranz, citaron por primera vez en Asturias otra mariposa de color verde: se trata de la Callophrys avis, de semejantes características que la rubi, de la que se distingue por tener la ceja de color rojizo. Estos nuevos ejemplares se encontraron en el concejo de Allande, sobre copas de madroños que forman parte del bosque relicto de alcornoques. 

12 comentarios:

  1. No se que me gusta más, si la mariposa o el posadero; una delicia el conjunto.

    ResponderEliminar
  2. La culpa del momento la tuvo la deseada "alas naranja" que no dejó de provocarme y no conseguí, a cambio el madrugón me trajo esta belleza. Gracias por tu visita Mit.

    ResponderEliminar
  3. Una preciosidad que aun no he tenido el placer de conocer. Hermosas fotografías.

    ResponderEliminar
  4. Incluido el fondo que, aunque verde requiere verde o contraste que encontraste, forma conjunto homogéneo pero no resta belleza alguna a tan buenas fotos. El perfil del lepidóptero marca la diferencia y su marca la descubre y la camufla según sea el ángulo. Pura ciencia. Qué buena...entomóloga, incluso las fotos. :))´
    Salud, Libertad y Monte...por si acaso.

    ResponderEliminar
  5. Miguel, bien sabes que andar por la Naturaleza con frío o calor, siempre nos recompensa con alguna sorpresa. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. d:D´gracias por tu visita, es un placer verte entre el verde que revienta y todo lo puede. Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Belén, te quedó muy bién. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita, Ángel, bien conoces las bellezas que hay ahí afuera. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Ei, Belén, envié unos aforismos a tus correos que deben andar por el limbo de bloguer; mira bien por donde andan y, por favor, remítemelos si puedes y sino es mucho problema
    Muchas gracias y felices fiestas de diciembre y finde... :)´

    ResponderEliminar
  10. Este año por suerte la conseguí fotografiar yo en Aranjuez (Madrid) muy escasa por cierto

    ResponderEliminar
  11. Bienvenido, José Antonio, será un placer compartir tus encuentros con estos bichos fascinantes.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...