20 jul. 2015

Cleopatra y Limonera



En Asturias vuelan dos maravillosas mariposas de tonalidad verde limón que no nos pasarán desapercibidas, tanto por su tamaño como por la gran cantidad de lugares donde podremos observas ya que viven desde el nivel del mar hasta zonas montañosas que superan los 1500 m de altitud. Se trata de dos Gonepteryx: la cleopatra y la rhamni, conocida comúnmente como Clepotra y Limonera. Las hembras son difíciles de distinguir si no estamos acostumbrados a observarlas y además es complicado conseguir fotografiarlas con las alas abiertas ya que siempre se posan con ellas cerradas. Por el contrario, los machos presentan mayores diferencias cromáticas y nos resultarán más fáciles de identificar.

En este caso tuve la suerte de pillar a una Cleopatra macho (Gonepteryx cleopatra) con las alas completamente abiertas, mientras se posaba para libar una viborera.


Gonepteryx cleopatra (macho)

La diferencia entre los machos de estas dos especies es más acusada que en las hembras: el macho de la Cleopatra presenta en sus alas anteriores dos grandes manchas anaranjadas, mientras que la Limonera carece de ellas y en pleno vuelo son inconfundibles.

Gonepteryx cleopatra (macho)

Cuando se posan, la identificación entre los machos de Cleopatra o Limonera, atendiendo solamente a la coloración, es relativamente fácil.

Gonepteryx cleopatra (macho)

La Cleopatra macho deja ver en el reverso de sus alas anteriores la intensidad de su mancha anaranjada, mientras que la Limonera presenta una tonalidad verde más homogénea, según vemos en la siguiente foto.

Gonepteryx rhamni (macho)

La Limonera (Gonepteryx rhamni), tiene un tamaño similar a la Cleopatra (entre 5-6 cm), por lo que no es una mariposilla que nos pasará desapercibida e incluso desde lejos ya podremos detectarla. Tienen la costumbre de moverse rápidamente de flor en flor, libando breves instantes en cada una de ellas como si tuvieran miedo de que se acabara tan rico manjar.

Esta especie es la más longeva de todas. Vive casi un año completo y durante los inviernos es capaz de ivernar en estado adulto, dejándose incluso cubrir por una fina capa de hielo para volver a reactivarse en los días soleados... ¡admirable!. En este caso la Limonera le gana a la Cleopatra que aunque el macho es más llamativo por sus colores no consigue vivir en una generación tan largo espacio de tiempo.

Gonepteryx rhamni


Si os interesa profundizar en su identificación, os remito al didáctico blog de nuestro vecino gallego, José Rodrigo http://mariposasyorugas.blogspot.com.es/






11 comentarios:

  1. Esa Cleopatra con las alas abiertas es de envidia. Estupenda entrada Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bien sabes, Miguel, que todo depende de la suerte y la paciencia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué potra tuvo viéndola a esa Limonera y Cleopatra, o tal vez al revés tiene Limonera la Cleopotra esa patria
    Con tanto tono y color al principio me perdí y cogiendo un revoloteo de cuidado fui entendiendo poco a poco lo del inicio. :)´
    Tan diminutas y qué colores tan llamativos.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  4. Que fotazas Belén, me han encatado. La segunda sobremanera. Un fuerte abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  5. Y que tenían las mías que no lo tengan estas? Bonitas fotos , un abrazo...

    ResponderEliminar
  6. Wonderful post,superb images.
    John.

    ResponderEliminar
  7. Que bonita es la limonera.. Y le has hecho un reportaje estupendo.. La pillaste hasta en vuelo.. Un saludito guapa..

    ResponderEliminar
  8. Una serie maravillosa, Belén. Gracias por visitar mi blog. Un buen día. Saludos desde lluviosa Holanda, Joke

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestras visitas, ahora me voy a veros.

    ResponderEliminar
  10. hermosas mariposas y muy bonita serie.
    un abrazo

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...