17 dic. 2011

San Román. Amieva. Picos de Europa.


SAN ROMAN DE AMIEVA. PICOS DE EUROPA.



Vista de San Román desde el la Sierra de Amieva, con el picu de La Corona (1042 m.s.n.m.), tras el cual se esconde el desfiladero de Los Beyos.

0.1. DESCRIPCIÓN GENERAL

Altitud: 645 m.s.n.m.
Habitantes permanentes: 15
Viviendas: 22
Ocupadas permanentemente: 8
Ocupadas ocasionalmente: 6
Deshabitadas: 9
Morfología: polinuclear
Localización: en ladera
Servicios: ambulantes diarios
Hostelería y Bar: No 

San Román, el pueblo más alto del concejo de Amieva; se localiza en la ladera de la Sierra de Amieva la cual tiene una altitud media de 1000 m. Esta ladera se encuentra interrumpida creando una gran vega colgada con una pendiente entre el 10º-20º, ocupada por la ería de San Román, formada por numerosas parcelas de tamaño medio, dedicadas en la actualidad a la hierba para el ganado. El acceso arranca de la N-625 en Precendi, pasando por Sames (capital del concejo), a través de una carretera estrecha y sinuosa pero con buen firme, ascendiendo por Carbes, desde donde se domina un impresionante paisaje y continuando entre la Colladina (598,35 m) y el Cuetu Mayu (679,70 m). Esta misma carretera, con una antigüedad que no llega a los cuarenta años, continúa hasta el vecino núcleo de Amieva a través del alto de La Collada (803,01 m), siguiendo en parte el trazado del Camino Real- Senda del Arcediano y en cuya cumbre se encuentra uno de los miradores naturales más espectaculares del Macizo Occidental de los Picos de Europa. La tradicional vía de comunicación del pueblo era el llamado "Camino de Colín", el cual discurre por la ladera de la Corona, en dirección al valle del Sella, pasando por el núcleo de Cien.





Otra vista de San Román,  desde la subida a La Collada, desde donde se aprecia la totalidad de su caserío, incluido el lugar de La Llana, (arriba, en la parte izquierda de la foto), el cual pertenece al núcleo de población.

San Román y la Sierra de Amieva, donde destaca El Porru (1113 m), desde la base del Picu Carriá


02. LAS VIVIENDAS Y SUS HABITANTES

El caserío que conforma el núcleo de población de San Román, se organiza en varios barrios, en forma tentacular, adaptados a la pendiente del terreno y atravesados por un viario estructurante principal que se corresponde con la carretera que enlaza al núcleo con el valle del Sella y el vecino pueblo de Amieva. Este viario es la única vía rodada que nos conduce hasta la Portilla de Angón y las tierras del Parque Nacional de los Picos de Europa. Al llegar a la presa del Restañu el camino deberemos continuarlo a pie, ya que es apto solamente para uso ganadero.

Observando la ortofoto del Principado de Asturias que aparece a continuación, los nombres de los barrios, son los siguientes:

Separado del pueblo unos 600 metros, en dirección W, se encuentra la casería aislada de La Llana.
Llegando al núcleo de población, tomando la bifurcación de la izquierda, aparecen los barrios de La Cuesta; La Casarriba y La Sarriella, que ocupan la zona más elevada.
Descendiendo hacia el vial principal, aparece el barrio de Cimavilla y La Caneya.
En el centro-sur se localizan los barrios de Barrumediu, La Llomba; La Teyerina y El Aguatorio.
En la zona más oriental, se sitúa el barrio de La Caviella.

Con un código rojo, aparecen localizadas las viviendas, mientras que con otro azul, se identifican las cuadras y pajares (cortes y payares). Las fuentes, abrevaderos y lavaderos, se representan con "F". Para poder ver la ortofoto con mayor detalle, pinchad sobre ella.



Siguiendo la numeración de la ortofoto, los edificios de San Román son los siguientes:

1. Casería aislada de La Llana / La Yana



La Llana se encuentra separada de San Román, por unos 600 metros, comunicada con la aldea a través de la carretera principal. Apenas hace cuarenta años se utilizaba un antiguo camino, hoy en desuso, que circula paralelo a la carretera. Sus habitantes actuales son: Longinos, Valentín y Luciano, tres hombres solteros de mediana edad, que llevan esta gran casería, compuesta por numerosas propiedades, cabezas de ganado y extensiones de bosque. En los años 1949/50 del pasado siglo, La Llaya o Yana, fue habilitada para vivienda de los mandos que construían el canal que lleva las aguas desde el embalse de la Jocica a la central del Restañu.



                     Antona, la abuela de Valentín, fue la última mujer en llevar esta casería.


2. Casa Flora y Buenaventura Garrido



Edificio del barrio de La Cuesta, en hilera con una sola planta y bajocubierta, donde se suceden compartimentos destinados a diferentes usos. Cubre a dos aguas con teja curva árabe y desarrolla en uno de sus extremos un amplio portalón cubierto. En la actualidad este edificio se encuentra deshabitado, si bien un vecino del pueblo lo utiliza como almacén y payar. Desde su ubicación, a media ladera, se dominan excelentes vistas.

3. Casa Aurelia



Edificio tradicional, desgraciadamente en ruina, propiedad que era de la conocida como Tía Aurelia, hermana de Brígida, Emilio y José Ramón y su marido Mariano Fana.


4. Casa del Mallorquín



Antigua corte adosada, en el barrio de La Cuesta que en la actualidad está siendo rehabilitada como vivienda por Justo, un mallorquín enamorado desde hace años de los Picos de Europa.

5. Casa José Luis, Mª Eugenia y familia



En el barrio de Casarriba, se encuentra este edificio rehabilitado con gran acierto por nuestro constructor Toño Simón, bajo la dirección de su mujer, Montse, anterior propietaria, la cual ha conseguido salvarlo de la ruina total. En 2009 fue adquirido por un joven matrimonio (Mª Eugenia y José Luis) que lo utiliza como segunda residencia, aportando un niño (Adrián) y otra niña que está en camino, para alegría del pueblo, que carece de habitantes jóvenes. Originalmente el edificio se conocía como Casa José el de Elvira, tía abuela de Gloria.

6. Casa Pauble



Edificio exento de gran tamaño, rehabilitada integralmente en 2009, siguiendo las características arquitectónicas de la construcción original, lo que ha aumentado considerablemente la calidad de esta magnífica pieza de la arquitectura tradicional. El edificio se adapta a la ligera pendiente del terreno y tiene fachadas por sus cuatro lados. Los muros son de mampostería caliza, conservando pequeñas ventanas originales enmarcadas por sillares del mismo material. Destaca en su planta primera el corredor en madera con barrotes torneados y el "cuartu d´afuera", con acceso directo desde el mismo. La puerta de entrada cubre con tejadillo, prolongación de la cubierta principal, sujeto por pie derecho de madera. Se ubica en la zona alta del pueblo, en el barrio conocido como La Sarriella y sus ocupantes actuales son los hermanos Paxi y Paulino (nietos de Pauble, del que toma el nombre la vivienda), acompañados en ocasiones por dos de sus sobrinos. Los perros de la casa son Luna y Moncho.

En la siguiente imagen, puede verse el edificio antes de su rehabilitación.




7. Casa Manuel, Joaquina y familia



Edificio del barrio de Cimavilla, reconstruido en su totalidad hace años, que se aparta de las características arquitectónicas de las viviendas tradicionales. Desarrolla un portal de entrada, cubierto con tejadillo a un agua, cerrado por murete de carga. En la actualidad de encuentra ocupado por su propietaria, Joaquina y Antón, uno de sus hijos. Manuel, el esposo de Joaquina, nos abandonó hace pocos años y era uno de los pastores de Picos, más respetados de la zona. Nunca le olvidaremos.

8. Casa Aurora



Pequeña vivienda adosada, perteneciente a Toño Simón, hijo de los antiguos propietarios (Catalina, su abuela y Aurora, su madre). En la actualidad  el edificio se ha rehabilitado recientemente y se encuentra ocupado por Vicente y su perro Román.

9. Casa Joseíto



Vivienda unifamiliar exenta del barrio de Cimavilla, propiedad original de Domingo, abuelo de Joseíto "El Mayorazu", padre de Gloria y Pepe, sus actuales propietarios. Ocupa un lugar privilegiado del núcleo de población, haciendo las veces de vigía del entorno. Destaca su sobria volumetría y la presencia de un gran corredor que se desarrolla en la totalidad de la planta primera, realizado en madera, con barrotes torneados y pie derecho con zapata. Cubre un amplio alero del mismo material. En su parte baja se desarrolla un gran portalón de entrada, cubierto por el corredor, entre muros cortafuegos. Este edificio ha sido rehabilitado en varias ocasiones, respetando las características arquitectónicas originales. Originalmente la entrada principal se producía por su trasera y su planta baja estaba destinada a “corte”, lugar que ahora ocupa el recibidor y la cocina.. En la actualidad se encuentra ocupado por  Gloria y su sobrino Juanjo, el cual continúa dedicándose a las labores tradicionales. Pepe, el patriarca de la casería, desde siempre ha vivido en esta vivienda y en la actualidad se encuentra en la casa de su mujer, Marina, en Carbes. Esperamos que pronto se recupere y que vuelva a San Román, porque le echamos mucho de menos.

10. Casa Encarnita y Liano



Vivienda tradicional, rehabilitada, adaptada a la pendiente del terreno, con fachadas por ambos lados, antiguamente conocida como Casa Urbano, bisabuelo paterno de su actual propietaria. Cubre a dos aguas con teja curva árabe. Consta de planta baja, donde se localiza un almacén exento y la sala y cocina de la vivienda. En la planta primera se encuentran los cuartos y el baño, que vino a ocupar una parte del antiguo corredor que se cerró en su día,  con la finalidad de ganar espacio. Destaca la puerta de cuarterón de entrada a la vivienda. Se encuentra ocupada por el único matrimonio del pueblo: Encarnita y Liano ya que su hija, América (Mery), vive y trabaja en Cangas de Onís. La principal actividad de sus ocupantes sigue siendo la ganadería de carne, en la que Liano es un reconocido trabajador, reclamado constantemente, para ayuda de numerosos vecinos de la zona, mientras que Encarnita es una de las mejores queseras y reposteras del concejo, elaborando un riquísimo y artesanal "queso de los beyos" de vaca, así como "sequillos" y "tarta de avellana". Como complemento, trabaja ocasionalmente en los servicios municipales de mantenimiento.


11. Casa Juaca



Interesante edificio exento que cubre a tres aguas con teja curva árabe, donde destaca la galería que ocupa la fachada sur de su planta primera y con una placa que hace referencia al topónimo del núcleo. En la actualidad, esta vivienda se encuentra deshabitada, ocupando una pequeña parcela de la entrada del pueblo. El corredor, entre muros cortafuegos y sujeto por pie derecho de madera con zapata, cierra con tablazón de madera y se ilumina por ventanas en guillotina. Los muros de caliza, se encuentran cargados y pintados en un acertado color ocre. Su antigua propietaria era la tía Juaca, madre de Joseín.



12. Casa Teodosia o Mingo




Vivienda deshabitada, conocida como "Casa Teodosia", perteneciente al barrio de La Llomba. Edificio entre medianeras, que linda con sendas "cortes y pajares". Destaca la bella puerta de entrada en madera,  adornada por grandes clavos de hierro y enmarcada por grandes sillares de piedra caliza. Su propietaria actual es Keta, de Sames.


13. Casa Llomba



En el centro de la imagen, aparece Casa Llomba, vivienda adosada y rehabilitada, que presenta una fachada con excelentes vistas sobre el Picu Pierzu y su entorno. El acceso a la misma, se produce por una de sus fachadas laterales, donde aparece un portal de entrada. Muros de mampostería de piedra caliza de la zona. En la actualidad se encuentra ocupada de forma no permanente por sus propietarios, Toño López Crespo (Presidente de la Asociación El Texu de San Román y originario del pueblo), su esposa Fili y familia. Desde 1920, esta casa se conoció como Casa Suso, pasando a Leoncia, madre del actual propietario.

14. La Teyerina



Vivienda unifamiliar exenta, con cuerpo añadido, prolongación de la vivienda principal. Características arquitectónicas que siguen los modelos de "casa chalet" de los años 80 del pasado siglo. Consta de dos plantas, la baja destinada a almacén y la primera, a vivienda, con acceso por escalera exterior. Se encuentra ocupada por su propietario, Toño Simón, Montse y su perro Johan.

15. Vivienda de La Escuela



La planta primera del edificio de la Escuela de San Román, rehabilitada hace nueve años,  se alquila como vivienda. Se accede a la misma por escalera exterior y consta de baño; cocina; sala y tres habitaciones. Era la antigua vivienda de las maestras, las cuales nunca la llegaron a habitar ya que preferían dormir en la casa de algún vecino, dada la soledad del lugar.

16. Casa Llermo o Liermo


Edificio adosado por uno de sus lados a antigua corte-payar. Cubre a dos aguas con teja curva árabe y destaca la galería en madera que ocupa la fachada sur. Los muros son de mampostería de piedra caliza y presenta vanos rematados por ladrillo. La entrada a la vivienda se produce por su fachada este, desarrollando sobre la misma, un corredor volado en madera, sujeto al alero de la cubierta por pies derechos del mismo material. La vivienda se encuentra ocupada ocasionalmente por, Guillerma, una de los hijos del antiguo propietario, su esposo, Ángel Campo,  y familia.



17. Casa del Arco



Interesante edificio destinado a vivienda, con “corte-payar” adosada, donde destaca la fachada principal que reproduce, a pequeña escala, el esquema de las casonas y palacios del barroco asturiano de los siglos XVII y XVIII.

En la parte central de la fachada principal se abre un arco de medio punto, realizado con buenos sillares que descansan sobre capiteles-imposta moldurados, que a su vez asientan sobre jambas formadas por grandes bloques monolíticos de piedra arenisca. Por esta arcada se accede al portal que distribuye el paso a las diferentes dependencias de la vivienda. Sobre este arco se sitúa un corredor de pequeñas dimensiones, cerrado por tablazón de madera pintado en añil y que esconde la barrotera  original. A ambos lados se disponen dos pequeñas ventanas enmarcadas por sillares. La parte trasera de la vivienda presenta un menor alzado y toda ella cubre con teja curva árabe. 

Edificio conocido como Casa del Arco o Casa Valiente (abuelo paterno de su actual ocupante, Mito y materno de Longinos y Luciano de La Llana y bisabuelo materno de Valentín.




18. La Rocina


Vivienda de nueva construcción, inaugurada en enero de 2005, ocupando parcela conocida como La Rocina del barrio de La Caviella, pertenecientes a Belén y Fran, los cuales la habitan todo el tiempo que su trabajo se lo permite. En ella viven los canes: Moete, Osi, Leo y Johan, como invitado, además de una gran prole de gatos y aves que vienen a alimentarse en los comedores instalados para ellos. La casa está al cuidado de Liano Priede, gran amigo de la familia, junto a su esposa Encarnita.

Desgraciadamente, la noche de Navidad de 2011, desaparecieron Osi y Johan, nuestros queridos perros que formaban parte de nuestra manada. Más tarde, después de mucho sufrir, se demostró que habían sido envenenados por un cobarde asesino, el cual, a los dos días, también terminó con la vida de otro perro de nuestro vecino Mito.Como nadie lo vio, nada se pudo demostrar... pero el que lo hizo bien sabe quien fue y solo le deseamos una muerte igual que la que tuvieron nuestros perros: Osina, de tan solo 4 años, que era la mía y Johan, cuyos dueños Toño y Montse están igual de tristes que nosotros. A la gente de mala voluntad, solo les deseo lo peor. Nunca olvidaré los paseos que dábamos todos juntos, horas y horas en total libertad, cuando Amieva para mi, para nosotros, era un Paraíso. Quien tenga perros nos entenderá, solo hay que mirarles a los ojos para saber que son infinitamente más nobles y buenos que ciertos compañeros de especie.



19. Casa Milio



Interesante vivienda en desuso, del barrio de La Caviella, con corredor entre cuerpo lateral y muro cortafuegos, con barandilla de barrotes torneados. Esta casa es la única del pueblo que aún conserva el antiguo horno de pan, situado en la fachada oeste. Destaca su sobria construcción artesanal, con gruesos muros de mampostería de caliza y utilización de buenos sillares en esquinas y remates de ventanas. El portal de entrada da acceso a la vivienda a través de un arco de medio punto. Con posterioridad, se ha añadido al muro cortafuegos una dependencia destinada al ganado menor, que respeta las características constructivas del edificio principal.




20. Casa Doro y Sara




Vivienda unifamiliar deshabitada situada en el barrio de La Caviella. Planta cuadrada con desarrollo de dos alturas. Cubre a cuatro aguas con teja curva árabe y alero en madera; sus muros son de piedra caliza con alguno de los paños de la planta primera, cargados y sin pintar. Antiguamente era conocida como Casa Carlos, marido de Tomasa y padre de Sara, ultima moradora de la vivienda, junto a su primo materno, Doro.


21. Ca Santu


Edificio exento del barrio de La Caviella, originalmente destinado a vivienda en su planta primera, cuyo uno de sus ocupantes fue el personaje conocido como "El Majo", Armando Caneja Llanes, conocido por este mote por su forma de saludar. Propiedad de la familia de Guillermina, en la actualidad es utilizado como "corte-payar" por Liano Priede. Cubre a dos aguas con teja curva árabe. Destaca la presencia de corredor y una escalera de patín que da acceso a la planta alta.

22. Casa Luna



Edificio deshabitado del barrio de La Caviella, conocido como Casa Luna, donde se localizó el albergue que daba cobijo a los trabajadores que construían el Canal de la Jocica, el cual pasa por la zona alta del núcleo de población. Tipología tradicional con cubierta a dos aguas con teja curva árabe. Portalón de entrada que da acceso a un "cuarto de afuera" y a la vivienda. Muros de mampostería de piedra caliza y vanos enmarcados por sillares del mismo material. 

Además de estas viviendas, en el pueblo de San Román se tienen noticias históricas (facilitadas todas ellas por Toño, el Presidente de la Asociación de Vecinos) de:

Casa la Guertona, adosada a la cuadra 
Casa La Retoral, adosada a Casa Llermo
Casa Constante, padre de "El majo", adosada a Casa Llermo, de la que quedan vestigios.
Junto al gran pino que se localiza al sur de La Caviella, al menos existió una vivienda y tres cuadras y otra adosada a Casa Doro y Sara.

0.3. LA IGLESIA PARROQUIAL





La iglesia parroquial de San Román de Amieva, aparece citada en un documento del año 1613, si bien la existencia en su interior de una pila bautismal y benditera de estilo románico, hace suponer una antigüedad mucho mayor, probablemente de un edificio anterior, sobre cuya base se asienta el original.En la sierra de Amieva se conserva el hueco de donde dice proceder la piedra. Durante la guerra civil fue escondida en una cueva para evitar su destrucción.





Esta bella iglesia, localizada en la parte baja del núcleo de población, cuenta con una nave rectangular de cabecera cuadrada, orientada al oeste y con un tradicional pórtico cubierto por armazón de madera que recorre el muro sur y oeste y  cierra con murete de piedra a media altura.



En el imafronte se abre una puerta con dintel monolítico, en el que se recoge una inscripción que hace referencia a la construcción o reconstrucción del edificio (1878).


Sobre el dintel se labra, en bajorrelieve, una cruz de calvario patada o de brazos ensanchados. El imafronte está coronado por una espadaña de un solo hueco y remate en frontón con una campana.


La nave cubre con madera a dos aguas y coro a los pies, con balaustrada de madera y tillado moderno, al que se accede por escalera en mal estado de conservación. En el muro sur se abre un pequeño vano con derrame interno. A la cabecera de la iglesia se accede por arco de medio punto que descansa sobre capitel-imposta moldurado y la cabecera cuadrada presenta cubierta con bóveda de cañón dispuesta sobre imposta resaltada. En el muro de la epístola se abre una saetera de doble derrame, al igual que en el muro testero, en este caso cegado al interior.



En las proximidades de su fachada posterior, se encuentra un viejo tejo, especie protegida del Principado de Asturias.



La fiesta parroquial se celebra cada 9 de agosto, cuando San Román recorre el pueblo portado a hombros por los vecinos.





En la actualidad (finales de 2011), el edificio de la Iglesia Parroquial de San Román, se encuentra en mal estado de conservación, presentando importantes grietas estructurales, deficiente estado de la cubierta y apolillado de maderas del coro y escalera de acceso. La incesante lucha de los vecinos por rehabilitar el edificio, aún no ha dado los resultados esperados. Años atrás han sido los mismos habitantes de San Román los que, colaborando con su trabajo y aportación económica, han conseguido mantener en pie esta bello templo. Esperemos que pronto sean oídas las voces que, a través de la Asociación de Vecinos El Texu de San Román, no cesan de solicitar los fondos necesarios para evitar su irremediable deterioro.




1 comentario:

  1. Hola Belén:Mi enhorabuena por el trabajo de reconstrucción de tu blog, sobre el pueblín que me ha visto nacer y sobre todo muchas gracias, por situarlo en el mundo.
    Aunque es una pena cual es su estado echo de menos algo sobre los horreos,el más antiguo es el que esta delante de tu casa y el de junto a casa Gloria, tiene pinturas muy interesantes, que parece ser acreditan una considerable antigüedad.
    En la relación de los moradores de las casas del pueblo, has tenido un lapsus con mi primer apellido que es López,Fernández es el cuarto.
    Te reitero mi enhorabuena, un abrazo y saludos a Fran.
    Toño López Crepo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...