6 oct. 2018

Erebias: las elegantes mariposas de las montañas asturianas


En Asturias vuelan diez tipos diferentes de mariposas del género Erebia, si bien algunas de ellas son raras y difíciles de ver. Estas elegantes señoras de las montañas viven normalmente por encima de los 1000 metros de altitud, llegando incluso a superar los 2000 y excepcionalmente se las encuentra en profundos desfiladeros intramontanos.

En palabras del biólogo-entomólogo Hugo Mortera PiornoEl género Erebia es uno de los más interesantes, pues incluye especies que constituyen reliquias glaciares que, en nuestra región, actualmente viven acantonadas en las montañas, descendientes de ancestros procedentes de la tundra y taiga de las regiones boreales que se vieron forzados en descender en latitud por efecto de las glaciaciones pleistocénicas.

Son mariposas de fondo amarronado oscuro, llegando incluso al negro y tienen una banda ocre anaranjada adornada por puntitos (ocelos) de color negro que en la mayoría de los casos contienen otro puntito interior (pupila) de un blanco luminoso.

De momento tan solo he conseguido ver -guiada por mi amigo entomólogo "don" José González- la mitad de estas maravillas que son las siguientes:

Erebia epiphon / Erebia menor



En la imagen anterior vemos a la Erebia epiphon, la cual tiene la peculiaridad de no tener pupila en los ocelos. Esta característica nos servirá para distinguirla, al igual que ocurre con su hermana de género Erebia euryale que comparte esta característica.

Erebia epihron

Erebia epiphron


Erebia euryale / Erebia ajedrezada


Como su nombre común indica, la Erebia ajedrezada se distingue -además de por no tener pupilas en sus ocelitos- por tener fimbrias ajedrezadas (remate de las alas) y es algo mayor que la anterior.


Erebia palarica / Erebia cantábrica



La Erebia palarica o Erebia cantábrica, es la reina del género debido a su gran tamaño el cual ronda los 6 cm con las alas abiertas. Es la más peculiar de nuestras erebias debido a que se trata de un endemismo de las montañas del noroeste de la península ibérica.


Sus ocelos están iluminados por un puntito blanco resplandeciente, enmarcados por una banda anaranjada con un estrechamiento en el centro. Presenta varias formas con ejemplares que no comparten exactamente las mismas características.


Esta bella erebia es la de mayor tamaño del mundo y vive sobre sustratos ácidos, evitando los calizos.


Erebia meolans / Erebia común


La Erebia meolans es la más fácil de ver de todas las erebias asturianas ya que no solo vive en las altas cumbres sino que desciende hasta zonas más bajas en torno a los sistemas montañosos o desfiladeros por encima de los 300 metros de altitud. 

Se parece a la anterior Erebia palarica pero es de menor tamaño. El color de la base de sus alas puede llegar al negro y la banda anaranjada no se estrecha en el centro.


Erebia triaria / Erebia acodada



La Erebia triaria tiene gran parecido a otras de su género, si bien es la que aparece en época más temprana pudiendo verse ya a mediados de abril. Es bastante común y como otras de su mismo género puede aparecer con múltiples formas (polimorfa) lo que no ayuda a identificarla a simple vista.

Su nombre vernáculo de Erebia "acodada" hace referencia al brusco estrechamiento que aparece en la  zona central de la banda anaranjada.

Esperemos que haya muchas más temporadas "mariposeras" y podamos continuar con la colección fotográfica de estas ninfas de las montañas asturianas.

Macizo Occidental (Cornión) de los Picos de Europa desde Amieva

Valle del Lago. Somiedo.

Montaña de Covadonga. Cangas de Onís.


Angón. Amieva.
Picu Pierzu desde San Román de Amieva.

Las Morteras. Somiedo.

Montañas asturianas con los Picos de Europa al fondo. Desde La Collá (Siero)

¡Salud para todos!


22 sept. 2018

Lycaena tityrus hacia los Puertos de Agüeria. Reserva de la Biosfera de las Ubiñas-La Mesa (Asturias).


Años y años llevaba esperando la ocasión de conocer los Puertos de Agüeria y el día que menos pensaba, por pura coincidencia, tuve la gran suerte que un amigo -con permiso para transitar por caminos restringidos- me llevara hasta un balcón desde dónde se avistaban.

Bien sabemos los que andamos correteando por estas tierras asturianas -empujadas, arrugadas como un acordeón contra la Meseta por las distintas orogénias- que siempre nos quedará algún rincón por conocer por mucho que vivamos...

Subimos por una pista que arranca de la carretera que lleva a Ricabo y finaliza en un lugar llamado la Veiga, donde existe una gran manga para el ganado.

La impresión fue muy fuerte ... no me espera conocer un lugar que me impresionara tanto -si bien sé que soy proclive a emocionarme con facilidad cuando de naturaleza se trata- os aseguro que este lugar que algunos llaman "La Pequeña Suiza" no podrá defraudar a nadie.

El tiempo era limitado y el ansia por encontrar alguna mariposilla podía conmigo, así que me centraré en una corriente, pero no por eso menos bella, que apareció en abundancia. Se trata de la Lycaena tityrus o "manto oscuro", conocida por los británicos como Sooty copper (hollín de cobre), descubierta por el entomólogo austriaco Nikolaus Poda en 1761.




Con las alas cerradas no es fácil distinguir al macho de la hembra, si bien está presenta un ligero color anaranjado en sus alas anteriores. Para los que no somos entomólogos, habrá que esperar a verlas con las alas abiertas para cerciorarnos.



Podremos verla con facilidad por toda Asturias, aunque no en gran número. Vive desde el nivel del mar hasta los 2000 metros de altitud.


Presenta formas variadas, cómo podemos ver en las fotos su color va desde el amarillento hasta un gris claro, base sobre la que aparecen numerosos puntitos negros rematados por una banda marginal anaranjada con bordes negros.


Resulta más fácil ver a los machos, que son territoriales y patrullan en busca de hembras. Este de la foto se va a perder la oportunidad... absorto estaba libando un botón de oro.


Es fácil fotografiarlas, no se suelen asustar con facilidad.


En la imagen de arriba vemos que este ejemplar es un macho por la coloración del anverso de sus alas.
.

Los machos son inconfundibles. Con las alas abiertas presentan un color de base oscuro amarronado, salpicado por destellos metalizados con varios puntos negros en sus alas anteriores sobre una base ramificada con destellos amarillentos.


Bello ejemplar con sus características bien marcadas


En las alas traseras aparece una tenue banda anaranjada bordeada por puntos negros, rematadas por fimbrias de color blanco.


Como vimos en las fotos anteriores, el macho es muy fácil de identificar.


Por el contrario, la hembra es mucho más llamativa cuando despliega sus alas. El naranja de sus alas anteriores y el las lúnulas de la base de las posteriores destaca sobre el fondo oscuro.


No sé si habrá sido casualidad, pero las hembras para mi han resultado mucho más difíciles de ver.





Y a continuación os dejo unas fotos del camino hacia los Puertos de Agüeria, para que quien no los conozca se haga una ligera idea... Habrá que volver y volver con mucha más calma.

Estos puertos y sus zonas aledañas están incluidos dentro del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Las Ubiñas-La Mesa, localizado en el centro-sur de Asturias y que ocupa parte de los concejos de Lena, Quirós y Teverga.

https://www.turismoasturias.es/descubre/naturaleza/reservas-de-la-biosfera/parque-natural-de-las-ubinas-la-mesa












¡Salud para todos¡

19 ago. 2018

Minois dryas. Nuevo encuentro con una de las mariposas más raras de Asturias.

Parece que este verano va de nuevos encuentros de mariposas raras ¡todo un placer reencontrarme con las hijas de las que pude ver por primera vez!. Cada año que pasa se hace más difícil encontrar nuevas especies para la colección fotográfica y como bien dice mi buen amigo, entomólogo y responsable de esta afición, José González Fernández, tengo que cambiar de ambiente... cosa que me resulta muy complicada debido a la gran belleza y soledad con que cuentan mis lugares favoritos del concejo de Amieva y sus aledaños, casi libres de turistas en pleno mes de agosto.

Así que continuando con mis buenas costumbres, cerca del refugio de mis montañas queridas, nos fuimos a comprobar si la peculiar Minois dryas continuaba campeando feliz por una de sus limitadas casas conocidas.

En pleno mes de agosto, cuando las carreteras de este oriente de Asturias están más que saturadas, nos arriesgamos al stres momentáneo de atravesar Cangas de Onís y tomar rumbo a la morada de la Minois la cual, afortunadamente, era ignorada por los escasos senderistas con los que nos cruzamos y que no buscaban lo mismo que nosotros :))




Si os interesa saber más sobre ella podéis pinchar en anterior entrada, en el índice de la derecha del blog.

¡Alargad el verano todo lo que podáis!

21 jul. 2018

Lopinga achine. Nuevo encuentro.

Este año parece que la rarísima Lopinga achine se encuentra en muy buen estado de salud, por lo que no podemos menos que alegrárnos de que esta delicadísima mariposa siga reproduciéndose en Asturias.


El 8 de julio de 2018 tuvimos la gran suerte de encontrarnos no con un ejemplar -cosa que ya habría sido por sí sola una gran fortuna- sino con tres ejemplares de este raro ninfálido que apareció sin apenas buscarlo.


Según el mapa de distribución de la especie -realizado por García-Barros y otros- podemos comprobar que la Lopinga vive en escasos lugares del norte de la Península Ibérica.


Solamente en otra ocasión -a finales de junio de 2014- pude encontrarla después de haberla buscado durante varios años sin éxito. Aquel día fue extraodinario, bien sabéis los que andáis en estos menesteres la adrenalina que produce encontrar una especie rara para la colección fotográfica... No obstante, esta vez la alegría apareció a raudales, ya que fue muy fácil y no dábamos a basto con los tres ejemplares que revoloteaban entre los avellanos.


Es muy exigente a la hora de encontrar casa. Le gustan los bordes de los bosques atlánticos, como los grandes hayedos que pueblan el concejo de Amieva y Ponga (oriente de Asturias), la humedad, la niebla y sobremanera el aire puro de estas montañas norteñas, donde muy probablemente vivirá en otros enclaves que aún no conocemos debido a la dificultad de dar con ellas y de la límitada vida de que disponen.


Parece que le gusta especialmente libar rosáceas, en las dos ocasiones que la vimos se encontraba alimentándose de estas flores.


Más difícil es poder fotografiarla con las alas abiertas, apenas dura un par de segundos.


Sin embargo, en esta ocasión no desapareció rauda y veloz, como lo había hecho en la anterior ocasión y uno de los tres ejemplares que se posaban tranquilamente junto a nosotros permaneció totalmente ajena a nuestra presencia. Hasta un vídeo me dejo hacerle, pero no lo puedo insertar porque pesa más de lo que nos dejan. Si a alguno os interesa, escribid al mail y os lo mandaré.


Esperemos que hayan tenido tiempo de reproducirse sin problemas y que cada vez aparezcan más humanos que las sepan respetar y reconocer como el gran fragil tesoro que son. ¡Miedo me da!. Al día siguiente de fotografiarla, el camino que nos acercó a su hábitat estaba cerrado por obras... alguien no vacío el pozo negro de una cabaña y el rebose de la porquería humana hizo que las máquinas anduvieran muy cerca... 


¡Un abrazo veraniego para todos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...