20 abr. 2019

Leptidea sinapis la mariposa más pequeña de los piéridos asturianos


La mariposa Leptidea sinapis, conocida por los británicos como Wood white (madera blanca), es una de las especies más comunes en la primavera asturiana. Suele aparecer a finales de marzo y vivirá entre nosotros -en dos generaciones anuales- hasta los primeros días de septiembre.



Apenas sobrepasa los cuatro centímetros de envergadura y la podremos ver fácilmente volar por toda nuestra geografía, desde el nivel del mar hasta zonas montañosas que superan los mil metros de altitud, alcanzando incluso los mil quinientos.


De lejos parece un papel de fumar, ligero y hasta un poco torpe. No es especialmente asustadiza por lo que si tenemos un poco de paciencia pronto la veremos posarse sobre alguna de sus flores favoritas para alimentarse largo rato.


De cerca, sus alas blancas aparecen manchadas por escamas grisáceas y los machos tienen bien dibujada un gran mancha gris oscura en el borde sus alas, llamada "marca apical".


Sus ojos compuestos son de un tono azulado muy claro, lo que aún le da un aspecto más delicado y frágil.


Le gusta libar especialmente leguminosas y es normal que podamos verle su cuerpo ligeramente corvado cuando se encuentra alimentándose, dejándose fotografiar con facilidad.

Los entomólogos han descubierto otras dos especies similares a nuestra L sinapis pero es imposible distinguirlas a simple vista. Lo importante será que cada nueva primavera sigan naciendo entre nosotros y que poco a poco aprendamos a conocerlas y a concienciarnos de lo importantísimas que son para nuestra salud ambiental que al fin y al cabo es la nuestra propia.

¡Feliz primavera para todos¡



31 mar. 2019

Despedida del invierno en la braña de Sousas (Parque Natural de Somiedo) y una Inachis io...

La braña de Sousas, localizada en el Parque Natural de Somiedo, es un de los poblados de montaña más representativos de la antigua vida pastoril que se mantienen a duras penas como recuerdo de lo que un día fue. 


El invierno estaba a punto de finalizar y la braña aún conservaba parte de nieve. El aire purísimo y el calorcillo del sol, fueron el mejor regalo para despedir a este invierno donde las salidas fueron muy escasas y la añoranza de naturaleza muy grande...

Sousas se localiza a tan solo tres kilómetros del pueblo de Valle del Lago en dirección sur. Un cómodo camino, que arranca de la iglesia, nos llevará hasta la braña en apenas hora y media, si nos lo tomamos con calma y que transita por paisajes extraordinarios.

Valle de Lago (Somiedo). En la parte inferior derecha de la imagen aparece el camping de Valle de Lago, con cabañas de teito que sirven de alojamiento


Esta conocida y antigua braña pertenece al pueblo de Urria, cuyos ganados pastan en plena libertad por los veranos aprovechando los ricos pastos de estas tierras de origen glaciar.


* Los mapas del IGN, presentan un error en la ubicación del topónimo de esta braña, llamándola Tabladiello y situando a Sousas en lugar próximo ocupado por cuadras.


En otros tiempos, pastores y ganados trashumantes convivían, dejándonos construcciones realizadas con la técnica de la piedra en seco que vimos en la anterior entrada.



El concejo de Somiedo cuenta con más de 130 brañas, subdivididas en dos grupos: por un lado se encuentran las brañas llamadas equinocciales, más próximas a los pueblos, donde los ganados pastan en primavera y en otoño y por otro, las conocidas como estivales, de las que forma parte la braña de Sousas y donde las construcciones más representativas son los "corros" chozos de piedra de planta circular y falsa bóveda, cubiertos por una capa vegetal (tapinos o tepes) como elemento protector de la cubierta ante las inclemencias del tiempo.



Estado actual_marzo 2019

En la actualidad, podemos contar un total de 23 corros -construidos con la técnica de la piedra en seco- en diferente estado de conservación, acompañados por numerosas ruinas.  El edificio señalado con el nº 13, no se contabiliza ya que responde a obra de nueva fábrica y características dispares.




Los corros, generalmente, aparecen por parejas: uno para el pastor y otro para los terneros, los cuales se recogía por las noches para protegerlos de los ataques del lobo y otros peligros.


Pareja nº 1

 Estas construcciones son de propiedad privada, si bien los pastos mantienen su uso comunal.



La mimetización con el entorno no puede ser más perfecta. Parece que la pradería ocupa la misma cumbrera del edificio.

Su planta de los corros tiende al círculo, con excepción de uno de ellos, el de mayor tamaño que presenta planta que tiende al rectángulo (corro nº 11) según mediciones realizadas en 2012 por Enrike Ibabe Ortiz.



El corro destinado al descanso del pastor o brañeiro es ligeramente mayor que el destinado a los terneros, pero ambas construcciones mantienen idénticas características constructivas formando un conjunto de altísimo valor etnográfico.


El pastor se desplazaba todos los días al pueblo, en este caso al de Urria, con la finalidad de bajar la leche que ordeñaba al atardecer y al amanecer. Hoy en día gracias a las pistas de uso restringido, por las que el ganadero puede circular libremente, esta dura tarea se ha simplificado y a su vez ya no pernoctan en las brañas.

Corro nº 15




Antiguamente, los pastores de Sousas bajaban a Urria sus ganados el 15 de agosto, con la finalidad de dejar libre la brañas para los pastores trashumantes de ovejas de La Mesta, organizando a la perfección los usos y réditos de estos ricos pastos comunales de altura.

En primer término corro nº 6


Cada uno de los corros presenta sus propio diseño, como no podría ser de otra manera. Los bloques de piedra caliza eran la materia prima que los hombres escogían con gran cuidado para que encajaran unos con otros, reservando para las puertas de acceso los de mayor tamaño. 






Los bloques utilizados para las jambas y dinteles de las puertas principales, en ocasiones eran de una sola pieza, en otras se alternaban bloques de menor tamaño dando como resultado diferentes formas de gran belleza. 


Corro nº 2

Los corros destinados al pastor, presentan ventana de ventilación, bien situada en la fachada de entrada o en un lateral.

Corro nº10


El estado de conservación de esta sabia arquitectura de piedra, con origen en la misma Prehistoria y única en Europa, es penoso, con la excepción de que sus dueños se involucren en su mantenimiento y respeto a las formas originales. Sirva como ejemplo el corro nº 10, perteneciente a Conrado López, según talla en la puerta de entrada.



Incluso la escalera utilizada para reparar los tapinos de la cubierta no puede ser más artesanal. 



La esperanza para poder salvar este patrimonio aún no está perdida. Ayer mismo, 30 de mayo de 2019 se constituía en Somiedo la asociación "Teitos Natural Roof" cuya función es luchar por conservar y proteger los "teitos" "corros" y demás patrimonio etnográfico y arqueológico del concejo.


Ejemplo de cabaña "de tieto" en La Morteras de Saliencia, con "natural roof" (cubierta natural)


Y como no puedo dejar a la vez de mirar si aparece alguna mariposilla... os dejo esta bella Inachis io que estaba recargándose de energía en la  braña, aprovechando el buen tiempo que la despertó de su letargo.


¡Salud para todos¡



10 feb. 2019

La "técnica de la piedra en seco" de Asturias. Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El 28 de noviembre 2018, la UNESCO incluyó la denominada "técnica de la piedra en seco" como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, siendo esta la primera vez que un un bien perteneciente al patrimonio cultural inmaterial de Asturias era reconocido como tal.

Cabaña en la majada de Gioves (Amieva)

La UNESCO, tuvo en cuenta en su declaración que esta técnica empleada en ancestrales construcciones, rurales en su gran mayoría, son "un ejemplo de relación equilibrada entre el hombre y la naturaleza" y cuyo origen podemos encontrarlo en las culturas megalíticas de todo el mundo.


Esta forma de construir, a la vez tan simple e inteligente, obtiene su materia prima del mismo lugar donde se asientan las diferentes construcciones, integrándose a la perfección con el paisaje.


Las piedras, cuidadosamente seleccionadas, se empleaban incluso para realizar las cubiertas. Las grandes losas eran utilizadas en esquinas y puertas.

Braña de Ordiales (Somiedo)

Piedra sobre piedra, sin ningún tipo de mortero. Piedras pequeñas se intercalan entre las mayores para rellenar los huecos existentes y sobre ellas el óxido y la vegetación, cambiándolas de color, dando como resultado una auténtica obra viva que nos habla de su antigüedad.

Los humanos que empleaban esta técnica tuvieron que esforzarse considerablemente en adaptar cada piedra al resultado deseado.

Braña de Canchongo (Quirós)
Canchongo en la sierra de Sobia (Quirós)
La cubierta es la primera en deteriorarse. Las Morteras de Saliencia (Somiedo)

Muros de piedra caliza en las proximidades de Vallelmoru (Ponga)

La necesidad fue la que determinó esta forma de construir y el resultado obtenido no pudo ser más bello aunque ellos no fueran conscientes de ello.

Pueblo de Casielles (Ponga)

Solo la piedra, la imaginación y el esfuerzo dieron como resultado esta técnica que afortunadamente aún ha llegado hasta nuestros días.

La piedra en seco era utilizada "para todo", no solamente para la construcción de hábitats humanos o ganaderos, sino también para la construcción de difíciles muros de contención, elementos para guardar y conservar los frutos del bosque, linderos de fincas y un sinfín de etcéteras.

Construcción circular "cuerria" para almacenar castañas en Trambesagües (Amieva)

Según van pasando los años y sobremanera en las altas brañas y majadas de nuestro territorio, está técnica se va desmoronando y mimetizándose con la naturaleza. La lejanía de estos lugares, cada vez menos utilizados por el ser humano hace muy difícil su supervivencia.

A través del siguiente mapita, de elaboración propia (aún en construcción) y basado en la ingente y desinteresada labor de investigación de mi amigo José González Fernández, https://rinconentomologo.blogspot.com/, podemos hacernos una idea de la gran cantidad de brañas y majadas existentes en Asturias, más de mil,  y dónde esta técnica está presente.


Incluso las bóvedas de algunas viejas cabañas, conocidas como "cabañas de piña" eran elaborabas con esta técnica mediante la colocación de las piedras en anillos salientes hacia el interior de la cabaña. Las piedras superiores servían de sustento a las inferiores dando como resultado una cubierta sólida e impermeable.


Majada de Sahugu (Amieva) por la que pasa la Senda del Arcediano.

Hoy en día, en las cabañas que se rehabilitan en las altas brañas y majadas de nuestra geografía y sobremanera cuando gozan de buenos accesos, esta técnica ya no se utiliza, aplicando el cemento y otros materiales modernos que en muchos casos dan resultados totalmente inapropiados.

L´Ablanosa (Caso)
Como todo en esta vida, y a pesar de que existe suficiente normativa para la rehabilitación de estas viejas cabañas, cada uno hace lo que quiere o lo que puede... y depende de la sensibilidad y conocimiento del propietario el resultado final...

Braña de Murias L.longas (Somiedo) 

Al menos, dentro de los espacios protegidos del Principado de Asturias, el control de estas actuaciones debería de ser rigurosa, porque hay cosas que ya no tienen remedio...


Puertos de Arcenorio (Ponga)


Brañagallones (Caso)


Cabaña rehabilitada en Sahugu (Amieva) donde se han empleado técnicas modernas con buenos resultados.
Imponer no sirve, no es económicamente rentable y los propietarios de estos bienes ya no cuentan como contaban para su rehabilitación con la ayuda comunal ni con los conocimientos necesarios ni muchos menos con la necesidad de entonces.

Ni uso ni economía ayudan a mantener vivo este patrimonio, de ahí la imperiosa necesidad de llevar a cabo actuaciones concretas abordadas con los medios de administraciones y otras entidades que ayuden al conocimiento y mantenimiento de esta técnica.

Sirva como ejemplo la rehabilitación de la braña somedana de Sousas (Valle de Lago) que por iniciativa municipal y a través de una Escuela-Taller inició la rehabilitación de esta emblemática braña. Los trabajos iniciados a finales de los años noventa del pasado siglo quedaron inconclusos debido a la falta de financiación... bien sabemos que para estas cuestiones quedan las migajas...

Ejemplo de una correcta rehabilitación en Sousas. Foto de José González Fernández.

Al menos si conocemos y reconocemos el importante valor cultural de esta ancestral manera de construir, entre todos, podremos ayudar a que no desaparezca para siempre y evitaremos que las generaciones venideras tengan que conformarse tan solo con imágenes de lo que un día fue.


Buena semana para todos





Si os interesa saber más

https://www.asturias.es/Asturias/descargas/PDF_TEMAS/Cultura/patrimonio/patrimonio_inmaterial/ficha_de_piedra_en_seco.pdf

Mi especial agradecimiento al técnico Pablo León de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, por tanto y tantos años de trabajo...

30 dic. 2018

Feliz 2019


¡Salud y más salud para continuar disfrutando de lo que más nos gusta! 
¡Nos veremos en el monte!

15 dic. 2018

Hórreo con tallas y dibujos de estilo medieval o "Villaviciosa" en Carbes (Amieva)

Si el pueblo de Carbes del concejo de Amieva ya es conocido por sus hórreos decorados con dibujos que  hacen referencia a la Guerra de la Independencia de inicios del siglo XIX, https://belenmenendezsolar.blogspot.com/2015/04/dibujos-sobre-la-guerra-de-la.html tenemos que añadir  a su patrimonio un hórreo, localizado en la zona alta del pueblo, que cuenta con un par de tallas pertenecientes al llamado estilo medieval o "Villaviciosa" (siglos XV y XVI) y un original dibujo del que me habló por primera vez el investigador y etnógrafo Ástur Paredes.


El dibujo se encuentra en la parte alta de una cureña, ensombrecido por el alero que lo protege por lo que no resulta fácil de detectar. En la foto siguiente le apliqué un filtro a ver si así se distingue un poco mejor.


La temática de este dibujo parece hacer referencia a la lucha de dos animales fantásticos, muy utilizados por el bestiario medieval con la finalidad de atemorizar a la población sometida ante el concepto de pecado.  Ambas figuras rematan con una cola semejante en forma final de gancho.


Detalle de las cabezas enfrentadas de los dos animales fantásticos que parecen estar realizadas con una mezcla de hollín y grasa animal, de gran resistencia ante las inclemencias del tiempo. En otras ocasiones el color negro se lograba mediante la combustión de carbón o huesos, aceites y maderas.

Esta antigua temática podría estar relacionada con el bajorrelieve existente en una vivienda de Sames, el cual se dice que procede de la iglesia románica de Mián o de su rectoral, destruidas por un incendio en el siglo XIX.

Esta pieza, incluida en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias y aún por analizar en detalle, podría tratarse de una interpretación del Agnus Dei (Cordero de Dios), según la historiadora Isabel Ruíz de la Peña, por la disposición del animal que porta una cruz.







El hórreo al que nos referimos, se localiza frente a una vivienda, ocupando un terreno en ligera pendiente a la que se adaptan sus cuatro pies derechos de madera "pegoyos" con sus esquinas facetadas al modo tradicional del concejo. Sobre los "pegoyos" aparecen sus correspondientes losas circulares de piedra caliza "pegoyeras" que sujetan la caja del hórreo. La habitación se dispone sobre cuatro grandes vigas “trabes d´abaxo” que a su vez se ven reforzadas por una viga intermedia la “peslladoira” que los sujeta.

Si nos fijamos en les cureñes que se encuentran al lado izquierdo del dibujo, podremos leer el nombre de LEAND. Faltarían las letras RO... que deberían estar en el lugar que ocupa el susodicho dibujo. Esto también podría ser interpretado como que esa cureña, donde deberían estar las letras que faltan, fuera sustituida por la del dibujo que podría proceder de otro hórreo más antiguo... Es un decir personal, no hay nadie que nos lo pueda testificar.



El interior del hórreo se encuentra dividido en cuartos, normalmente utilizado por varios vecinos, a los que se accede por varias puertas se cierra con tablas verticales “cureñes” y los “esquinales” se construyeron con una única pieza (engüelgu), que aparece en los hórreos de mayor antigüedad.




Destaca la puerta situada en el ala este del hórreo, realizada por con tablones verticales adornados por aspas talladas con restos de pintura roja y donde aparecen rudimentarios clavos de hierro. Conserva aldaba en forma de pera. Este tipo de puertas es de edad más tardía (siglos XVII-XVIII).


Sobre una de las puertas aparece una cruz tallada y pintada en rojo, como elemento protector.


En dos de les cureñes de la cara oeste del granero, se encuentran dos grandes rosetas circulares bordeadas por pequeños triángulos.


La segunda de las tallas se encuentra en una cureña desprendida, protegida por celosía metálica, por lo que no es fácil de detectar.





Por mucho que incluyamos a los hórreos y paneras dentro de las distintas figuras de protección que la  amplia legislación asturiana pone a nuestra disposición, si sus dueños y la sociedad en general no es capaz de reconocerlos como un bien insustituible y el más importante dentro de la arquitectura popular en madera de toda Europa, no habremos conseguido nada e irán desapareciendo al igual que nuestra cultura campesina así como el irrepetible patrimonio etnográfico asociado a ella. De los franceses, vascos y navarros deberíamos aprender o haber aprendido, hace ya muchos años...

Si os interesa este tema no dejéis de leer a mi querido amigo Jaime Izquierdo Vallina
https://es.wikipedia.org/wiki/Jaime_Izquierdo

Salud para todos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...