19 ago. 2018

Minois dryas. Nuevo encuentro con una de las mariposas más raras de Asturias.

Parece que este verano va de nuevos encuentros de mariposas raras ¡todo un placer reencontrarme con las hijas de las que pude ver por primera vez!. Cada año que pasa se hace más difícil encontrar nuevas especies para la colección fotográfica y como bien dice mi buen amigo, entomólogo y responsable de esta afición, José González Fernández, tengo que cambiar de ambiente... cosa que me resulta muy complicada debido a la gran belleza y soledad con que cuentan mis lugares favoritos del concejo de Amieva y sus aledaños, casi libres de turistas en pleno mes de agosto.

Así que continuando con mis buenas costumbres, cerca del refugio de mis montañas queridas, nos fuimos a comprobar si la peculiar Minois dryas continuaba campeando feliz por una de sus limitadas casas conocidas.

En pleno mes de agosto, cuando las carreteras de este oriente de Asturias están más que saturadas, nos arriesgamos al stres momentáneo de atravesar Cangas de Onís y tomar rumbo a la morada de la Minois la cual, afortunadamente, era ignorada por los escasos senderistas con los que nos cruzamos y que no buscaban lo mismo que nosotros :))




Si os interesa saber más sobre ella podéis pinchar en anterior entrada, en el índice de la derecha del blog.

¡Alargad el verano todo lo que podáis!

21 jul. 2018

Lopinga achine. Nuevo encuentro.

Este año parece que la rarísima Lopinga achine se encuentra en muy buen estado de salud, por lo que no podemos menos que alegrárnos de que esta delicadísima mariposa siga reproduciéndose en Asturias.


El 8 de julio de 2018 tuvimos la gran suerte de encontrarnos no con un ejemplar -cosa que ya habría sido por sí sola una gran fortuna- sino con tres ejemplares de este raro ninfálido que apareció sin apenas buscarlo.


Según el mapa de distribución de la especie -realizado por García-Barros y otros- podemos comprobar que la Lopinga vive en escasos lugares del norte de la Península Ibérica.


Solamente en otra ocasión -a finales de junio de 2014- pude encontrarla después de haberla buscado durante varios años sin éxito. Aquel día fue extraodinario, bien sabéis los que andáis en estos menesteres la adrenalina que produce encontrar una especie rara para la colección fotográfica... No obstante, esta vez la alegría apareció a raudales, ya que fue muy fácil y no dábamos a basto con los tres ejemplares que revoloteaban entre los avellanos.


Es muy exigente a la hora de encontrar casa. Le gustan los bordes de los bosques atlánticos, como los grandes hayedos que pueblan el concejo de Amieva y Ponga (oriente de Asturias), la humedad, la niebla y sobremanera el aire puro de estas montañas norteñas, donde muy probablemente vivirá en otros enclaves que aún no conocemos debido a la dificultad de dar con ellas y de la límitada vida de que disponen.


Parece que le gusta especialmente libar rosáceas, en las dos ocasiones que la vimos se encontraba alimentándose de estas flores.


Más difícil es poder fotografiarla con las alas abiertas, apenas dura un par de segundos.


Sin embargo, en esta ocasión no desapareció rauda y veloz, como lo había hecho en la anterior ocasión y uno de los tres ejemplares que se posaban tranquilamente junto a nosotros permaneció totalmente ajena a nuestra presencia. Hasta un vídeo me dejo hacerle, pero no lo puedo insertar porque pesa más de lo que nos dejan. Si a alguno os interesa, escribid al mail y os lo mandaré.


Esperemos que hayan tenido tiempo de reproducirse sin problemas y que cada vez aparezcan más humanos que las sepan respetar y reconocer como el gran fragil tesoro que son. ¡Miedo me da!. Al día siguiente de fotografiarla, el camino que nos acercó a su hábitat estaba cerrado por obras... alguien no vacío el pozo negro de una cabaña y el rebose de la porquería humana hizo que las máquinas anduvieran muy cerca... 


¡Un abrazo veraniego para todos!

6 may. 2018

Inachis io en la braña de La Pornacal. Parque Natural de Somiedo. Asturias.

Aunque la primavera no termina de llegar a estas latitudes norteñas, ya podemos ver alguna mariposa en los escasísimos días soleados de este mes de abril que ya nos abandona.

Entre la falta de tiempo y el tiempo meteorológico, vamos con mucho retraso y las especies primaverales que me faltan se me van a escapar si no le pongo pronto remedio.

Aprovechando un día de trabajo en la braña somedana de la Pornacal, tan solo pude echarle el ojo a una Inachis io que había nacido en el año anterior, ya que esta bella especie tiene dos generaciones anuales y las que vuelan en esta época del año son invernantes que se reactivan en los días soleados.





La apariencia entre sus alas cerradas o abiertas es espectacular. Si os interesa saber más sobre ella podéis ver otra anterior entrada pinchando en el índice del blog.


La braña de la Pornacal, es uno de esos lugares emblemáticos del Parque Natural de Somiedo, situada a más de mil metros de altitud y con fácil acceso desde el pueblo de Vil.lar de Vildas (Pueblo Ejemplar de Asturias 2004) y al que pertenecen las brañas localizadas en el valle del río Pigüeña.

Si no conocéis esta ruta podéis ver más detalles en la siguiente dirección:
http://www.parquenaturalsomiedo.com/rutas/AS14_1.pdf


Desde el pueblo de Vil.lar de Vildas arranca una cómoda pista de suave pendiente, apta para vehículos autorizados, que nos llevará en apenas tres kilómetros a la braña de la Pornacal siguiendo el curso del río Pigüeña.

Este auténtico poblado de Asterix y Obelix, se compone por cuatro barrios: El Cabu, el Mediu, la Prida y el barrio del Ríu separado de los anteriores por el río Pigüeña y con dos buenas fuentes de aguas cristalinas, una de ellas en el barrio del Mediu y otra a la salida hacia el valle, conocida como fuente de la Prida.


Vista de los barrios del Cabu y  del Mediu desde la ladera contraria






El barrio del Ríu se localiza a los pies del río Pigüeña, comunicado por un puente de madera.


Cabaña del barrio del Ríu con "casetu" y "sombrau"

Esta braña pertenece al llamado tipo "intermedio", que quiere decir que se utiliza en los meses de primavera y otoño, cuando la nieve aún no permite la estancia de los ganados en las brañas más altas. En este caso, la braña de verano es la Braña Viel.la o de los Cuartos, a la que no pudimos llegar porque la nieve nos lo impidió a pesar de lo avanzado de la primavera.



Barrio del Mediu



Enclave estacional de hombres y ganados, La Pornacal aún conserva en pie 36 construcciones donde predominan las cabañas de teito, ancestrales cobijos de considerables dimensiones. El piorno o escoba, abundante en las inmediaciones, es el material vegetal usado por los somedanos para cubrir sus extraordinarias cabañas.


La planta de estas grandes cabañas es rectangular, a diferencia de las localizadas en las brañas altas de los puertos, donde predomina la planta circular. Sus paredes son de piedra y la madera de haya se utiliza para puertas, pesebres y elementos de sujección. La parte alta de la cabaña se destina al almacenaje de hierba.


En el caso de La Pornacal, las cabañas se localizan muy próximas unas a las otras, separadas por muretes de piedra.


El espacio interior se destina principalmente al ganado vacuno y el suelo es de piedra. En unos casos el lugar reservado para el pastor se localiza en una de las esquinas interiores, reduciéndose a un mínimo espacio con cocina y cama y aireado por una pequeña ventana. En otros casos un pequeño "casetu", cubierto con teja, se adosa a la cabaña principal con objeto de conseguir una mayor comodidad para el brañero que en ocasiones debe de quedarse a dormir, lo que ya no es muy común en estos días debido a las buenas comunicaciones existentes con el pueblo principal de Vil.lar de Vildas.


Interior de una de las cabañas con su pesebre de madera.


Las "grandes pelucas" vegetales de la cubierta tienen una vida mínima de 15 años, debiendo cuidarse cada año y sustituir las partes que estén deterioradas. Lo ideal es que los arbustos de escoba se corten en la luna menguante del mes de octubre, asegurando así su resistencia.


La cumbre de la cubierta tiene más de un metro de espesor y es la "cabridura" -armazón de madera- la que sustenta tal peso vegetal el cual se protege exteriormente con granes palos de madera llamados l.latas y gabitos. 


En la actualidad, muchas de estas cubiertas son rematadas por gruesas lonas de plástico para evitar filtraciones de lluvia.


En torno a la cabaña aparece una zanja bordeada por un murete de piedra; se trata del "argoyu", construido con la finalidad de drenar el agua y evitar que el ganado se acerque para rascarse con la cubierta.



En otros tiempos el rejunteo de los muros se hacía con barro y estiercol del ganado.






En las cabañas más evolucionadas, además del "casetu" para el pastor, aparece un gran porche cubierto con tejadillo a un agua de teja curva y sujeto por pies derechos de madera apoyados en losas de piedra. 


A este elemento se le conoce como "el sombrau" y en él se protegen los ganados del calor y las moscas ya que las zonas arboladas son escasas, localizándose éstas más alejadas de la braña.


Detalle de un "sombrau"


Cabezas talladas en el sillar de la entrada de una cabaña del barrio del Mediu (1935), las cuales no se correponden con las fotografiadas por Graña y López y otros en esa misma braña. y que no ví.... (habrá que investigar).


Ejemplos de puertas de con grandes jambas de piedra y dinteles monolíticos.


"Ventanucos" de ventilación y "boqueirones" por donde se introce la yerba en el pajar.


Las tierras que bordean las brañas intermedias están ocupadas por grandes praderías de propiedad privada y separadas por muretes de piedra donde el ganado pace en la primavera y el otoño, cuando no es posible utilizar las brañas situadas a mayor altitud.


A partir de la braña de la Pornacal, se abre un extensísimo y bello valle glaciar -uno de los cuatro del concejo de Somiedo- regado por el curso alto del río Pigüeña, por donde transcurre el plácido acceso a la braña de verano de Brañaviel.la o Los Corros y al pueblo vaqueiro de La Peral.



Este valle de origen glaciar se encuentra afortunadamente muy cuidado y a vivo si lo comparamos con otras zonas ya totalmente abandonadas. La ganadería y el turismo de montaña, unido a las ayudas para conservar tan rico patrimonio han permitido que este interesantísimo enclave haya llegado hasta nosotros (2018). Esperemos que generaciones sucesivas sepan valorarlo y mantenerlo para lo cual es inprescindible la existencia de las explotaciones ganaderas ayudadas por las comodidades propias de nuestro tiempo.

* La llamada "ch vaqueira" que tiene una pronunciación propia (hay que pegar la lengua al paladar), se representa en la escritura realizada con ordenador como una doble ele con un punto intermedio. Si la escritura es manual se representa con una ll con dos puntitos debajo de la misma. Este fonema aún pervive en los concejos de Asturias relacionados con los Vaqueiros de Alzada y así está reconocido por la Academia de la Llingua Asturiana.

Esperemos que por el fin el buen tiempo haya llegado para quedarse y podamos disponer de suficiente libertad para seguir descubriendo nuevas mariposas y paisajes y poder compartirlos.

Salud para todos


11 feb. 2018

Aglais urticae una mariposa de invierno en las altas brañas de Saliencia (Parque Natural de Somiedo). Asturias.

Aprovechando un soleado día de invierno, nos acercamos hasta el Parque Natural de Somiedo donde nos esperaba una maravillosa ruta por las brañas de Saliencia. El valle glaciar estaba completamente dormido, ni una sola persona vimos en todo el recorrido, solamente alguna chimenea humeante acompañaba a tanta quietud.


¿Una mariposa en pleno invierno y a más de mil metros de altitud?. Aunque resulte sorprendente, alguno de estos bellos lepidópteros son capaces de despertarse de su letargo invernal en los días soleados del invierno y en esta ocasión apareció la reluciente Aglais urticae.

Su nombre procede de una de las Tres Gracias, Aglaya que significa "belleza" y su "apellido" urticae le viene de que son las ortigas el alimento de sus orugas.


Entre las numerosas propiedades de la ortiga, se encuentra  en que es fundamental para que esta bella mariposa pueda llegar a adulta, sin su planta nutricia las larvas no podrían vivir.


Lo bueno que tienen las salidas a las zonas alejadas de las ciudades es que siempre nos traerán sorpresas y nos llenaran de pura vida lejos del ruido de coches, gritos y demás elementos que nos atrapan y nos alienan. Escuchando el ruido de la naturaleza, volveremos a la esclavitud con más fuerza y un poco más sabios, solo hay que escaparse.

Asturias cuenta con infinidad de rutas para todos los gustos y en esta época del año, incluso las más conocidas, aparecerán como congeladas en el tiempo, solo para nosotros, cual privilegio gratuito.

La Red de Parques Naturales de Asturias, está formada por cinco espacios (PN de Fuentes del Narcea, Somiedo, Redes, Ubiñas-La Mesa y Ponga) que ocupan gran parte de las tierras altas de la región, además del Parque Nacional de Picos de Europa, compartido con Cantabria y León.

Si nunca habéis estado en el Valle de Saliencia (Parque Natural de Somiedo), os recomiendo que os bajéis este librito que nos ayudará a tener una visión general


La ruta que hicimos conocida como "las brañas de Saliencia" es sencilla para los que estén acostumbrados a caminar. Podemos consultar la ficha en:




Veremos cosas como estas..... que en estos momentos, bajo el durísimo temporal de nieve y frío que estamos viviendo estarán aún más espectaculares, a no ser para los sufridos pastores que para mantener los ganados a salvo están padeciendo lo inimaginable y en algunos casos sin servicio eléctrico.

Comenzamos subiendo por el acceso que parte del pueblo de Saliencia, al que se llega desde la Central de la Malva. Un empinado camino que supera en breve espacio los 300 m nos llevará hasta la primera de las brañas, todas ellas localizadas a media ladera del Cordal de la Mesa y comunicadas por buen camino.

Cabaña "de teito" en la braña de las Morteras.



Las brañas con sus grandiosas cabañas de cubierta vegetal, muchas de ellas en muy buen estado de conservación, se suceden una tras otra en este lineal recorrido. El Cordal de Tarambicu separa a este valle del siguiente Valle de Lago.


Detalle de una cabaña con su gran peluca vegetal.

Vista hacia el oeste, desde las Morteras de Saliencia.



Desde todo el recorrido se suceden numerosos miradores sobre el valle y sus pueblos.



El pueblo de Saliencia se encuentra a más de 1100 m.s.n.m. El fuerte contraluz no me permitió hacer mejores fotos.



El valle somedano de Saliencia, es un estrecho y largo valle limitado por el Cordal de Tarambicu  y el Cordal de la Mesa. El río Saliencia que nace en los bellísimos lagos de su mismo nombre recorre el valle hasta verter sus aguas al río Somiedo en la Central de la Malva.


La Braña d'Ordiales se localiza en otro de los balcones que se van sucediendo, separados en sus extremos por verticales y profundas hoces abiertas en la roca caliza por la poderosa fuerza erosiva de los arroyos cantábricos. 




Potentes anticlinales y sinclinales se suceden igualmente para dejar libres, en su parte alta, ricas praderías de montaña. Al fondo la Peña el Michu (1766 m).









Siguiendo la misma pauta, aparece la Braña de Cuchao.  



Los pequeños pueblos del valle, como este de Éndriga,  se llenarán de vida y actividad cuando llegue el buen tiempo.






Alguna de las cabañas han perdido sus cubiertas exponiendo al resto de sus muros a la inevitable ruina. Las grandes jambas y el dintel de la puerta nos habla del trabajo titánico de los viejos canteros.


Las ayudas concedidas para su conservación por el primero de los Parques Naturales de Asturias, ha propiciado la conservación de estos elementos etnográficos de primer orden.




La Braña de Arbeyales será la primera -o última- del recorrido, según desde dónde decimos iniciar la ruta.



Si no queremos realizar todo el recorrido, podremos subir por la espectacular Hoz de la Güérgola, desde el pueblo de Arbeyales y disfrutar de su braña y acercarnos a la Braña de Murias, una poco más alejada pero igualmente bien comunicada. 



Pueblo de Arbeyales desde donde existe un acceso a esta ruta.



La Braña de Murias se localiza en las proximidades de la de Arbeyales, siguiendo el sendero señalizado. En este caso un gran argayu nos impidió su visita.


Si os interesa saber más sobre las cabañas de teito, para mi, esta es la mejor publicación:
http://www.gijon.es/publicacions/show/4271-los-teitos-en-asturias-un-estudio-sobre-la-arquitectura-con-cubierta-vegetal

¡Salud para seguir disfrutando¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...