6 may. 2018

Inachis io en la braña de La Pornacal. Parque Natural de Somiedo. Asturias.

Aunque la primavera no termina de llegar a estas latitudes norteñas, ya podemos ver alguna mariposa en los escasísimos días soleados de este mes de abril que ya nos abandona.

Entre la falta de tiempo y el tiempo meteorológico, vamos con mucho retraso y las especies primaverales que me faltan se me van a escapar si no le pongo pronto remedio.

Aprovechando un día de trabajo en la braña somedana de la Pornacal, tan solo pude echarle el ojo a una Inachis io que había nacido en el año anterior, ya que esta bella especie tiene dos generaciones anuales y las que vuelan en esta época del año son invernantes que se reactivan en los días soleados.





La apariencia entre sus alas cerradas o abiertas es espectacular. Si os interesa saber más sobre ella podéis ver otra anterior entrada pinchando en el índice del blog.


La braña de la Pornacal, es uno de esos lugares emblemáticos del Parque Natural de Somiedo, situada a más de mil metros de altitud y con fácil acceso desde el pueblo de Vil.lar de Vildas (Pueblo Ejemplar de Asturias 2004) y al que pertenecen las brañas localizadas en el valle del río Pigüeña.

Si no conocéis esta ruta podéis ver más detalles en la siguiente dirección:
http://www.parquenaturalsomiedo.com/rutas/AS14_1.pdf


Desde el pueblo de Vil.lar de Vildas arranca una cómoda pista de suave pendiente, apta para vehículos autorizados, que nos llevará en apenas tres kilómetros a la braña de la Pornacal siguiendo el curso del río Pigüeña.

Este auténtico poblado de Asterix y Obelix, se compone por cuatro barrios: El Cabu, el Mediu, la Prida y el barrio del Ríu separado de los anteriores por el río Pigüeña y con dos buenas fuentes de aguas cristalinas, una de ellas en el barrio del Mediu y otra a la salida hacia el valle, conocida como fuente de la Prida.


Vista de los barrios del Cabu y  del Mediu desde la ladera contraria






El barrio del Ríu se localiza a los pies del río Pigüeña, comunicado por un puente de madera.


Cabaña del barrio del Ríu con "casetu" y "sombrau"

Esta braña pertenece al llamado tipo "intermedio", que quiere decir que se utiliza en los meses de primavera y otoño, cuando la nieve aún no permite la estancia de los ganados en las brañas más altas. En este caso, la braña de verano es la Braña Viel.la o de los Cuartos, a la que no pudimos llegar porque la nieve nos lo impidió a pesar de lo avanzado de la primavera.



Barrio del Mediu



Enclave estacional de hombres y ganados, La Pornacal aún conserva en pie 36 construcciones donde predominan las cabañas de teito, ancestrales cobijos de considerables dimensiones. El piorno o escoba, abundante en las inmediaciones, es el material vegetal usado por los somedanos para cubrir sus extraordinarias cabañas.


La planta de estas grandes cabañas es rectangular, a diferencia de las localizadas en las brañas altas de los puertos, donde predomina la planta circular. Sus paredes son de piedra y la madera de haya se utiliza para puertas, pesebres y elementos de sujección. La parte alta de la cabaña se destina al almacenaje de hierba.


En el caso de La Pornacal, las cabañas se localizan muy próximas unas a las otras, separadas por muretes de piedra.


El espacio interior se destina principalmente al ganado vacuno y el suelo es de piedra. En unos casos el lugar reservado para el pastor se localiza en una de las esquinas interiores, reduciéndose a un mínimo espacio con cocina y cama y aireado por una pequeña ventana. En otros casos un pequeño "casetu", cubierto con teja, se adosa a la cabaña principal con objeto de conseguir una mayor comodidad para el brañero que en ocasiones debe de quedarse a dormir, lo que ya no es muy común en estos días debido a las buenas comunicaciones existentes con el pueblo principal de Vil.lar de Vildas.


Interior de una de las cabañas con su pesebre de madera.


Las "grandes pelucas" vegetales de la cubierta tienen una vida mínima de 15 años, debiendo cuidarse cada año y sustituir las partes que estén deterioradas. Lo ideal es que los arbustos de escoba se corten en la luna menguante del mes de octubre, asegurando así su resistencia.


La cumbre de la cubierta tiene más de un metro de espesor y es la "cabridura" -armazón de madera- la que sustenta tal peso vegetal el cual se protege exteriormente con granes palos de madera llamados l.latas y gabitos. 


En la actualidad, muchas de estas cubiertas son rematadas por gruesas lonas de plástico para evitar filtraciones de lluvia.


En torno a la cabaña aparece una zanja bordeada por un murete de piedra; se trata del "argoyu", construido con la finalidad de drenar el agua y evitar que el ganado se acerque para rascarse con la cubierta.



En otros tiempos el rejunteo de los muros se hacía con barro y estiercol del ganado.






En las cabañas más evolucionadas, además del "casetu" para el pastor, aparece un gran porche cubierto con tejadillo a un agua de teja curva y sujeto por pies derechos de madera apoyados en losas de piedra. 


A este elemento se le conoce como "el sombrau" y en él se protegen los ganados del calor y las moscas ya que las zonas arboladas son escasas, localizándose éstas más alejadas de la braña.


Detalle de un "sombrau"


Cabezas talladas en el sillar de la entrada de una cabaña del barrio del Mediu (1935), las cuales no se correponden con las fotografiadas por Graña y López y otros en esa misma braña. y que no ví.... (habrá que investigar).


Ejemplos de puertas de con grandes jambas de piedra y dinteles monolíticos.


"Ventanucos" de ventilación y "boqueirones" por donde se introce la yerba en el pajar.


Las tierras que bordean las brañas intermedias están ocupadas por grandes praderías de propiedad privada y separadas por muretes de piedra donde el ganado pace en la primavera y el otoño, cuando no es posible utilizar las brañas situadas a mayor altitud.


A partir de la braña de la Pornacal, se abre un extensísimo y bello valle glaciar -uno de los cuatro del concejo de Somiedo- regado por el curso alto del río Pigüeña, por donde transcurre el plácido acceso a la braña de verano de Brañaviel.la o Los Corros y al pueblo vaqueiro de La Peral.



Este valle de origen glaciar se encuentra afortunadamente muy cuidado y a vivo si lo comparamos con otras zonas ya totalmente abandonadas. La ganadería y el turismo de montaña, unido a las ayudas para conservar tan rico patrimonio han permitido que este interesantísimo enclave haya llegado hasta nosotros (2018). Esperemos que generaciones sucesivas sepan valorarlo y mantenerlo para lo cual es inprescindible la existencia de las explotaciones ganaderas ayudadas por las comodidades propias de nuestro tiempo.

* La llamada "ch vaqueira" que tiene una pronunciación propia (hay que pegar la lengua al paladar), se representa en la escritura realizada con ordenador como una doble ele con un punto intermedio. Si la escritura es manual se representa con una ll con dos puntitos debajo de la misma. Este fonema aún pervive en los concejos de Asturias relacionados con los Vaqueiros de Alzada y así está reconocido por la Academia de la Llingua Asturiana.

Esperemos que por el fin el buen tiempo haya llegado para quedarse y podamos disponer de suficiente libertad para seguir descubriendo nuevas mariposas y paisajes y poder compartirlos.

Salud para todos


11 comentarios:

  1. Belén, qué detallado ──pero muy bueno, aunque breve dos veces, sí── análisis de cuan común, por su cercanía a una comarca mucho mayor, hoy separada por fronteras irreales de provincias políticas y otras evoluciones que se definían antaño sin esa necesidad. Influjo de todas esas tierras. Pallozas, majadas, cabañas, chozas, chouzas, brañas e lameiras donde, tanto pastores y lugareños, vivían doquier fuese la necesidad y el tiempo...
    [Hace unas semanas las vi en el blog de Jose, por la brañas entomológicas; como siempre]
    Si se tercia, algún día nos veremos o no por esas tierras, qué más da, pues importante es el conocimiento y mantener viva la lectura y el recuerdo...Y manteniendo ese patrimonio, y no otro, se detiene y contiene la historia y la memoria.
    Apreixos, maesa :)´
    [Que boísmas daguerres das volvoretas, minha; que cores. Por eiquí moi ocupados entr´estrelas do firmamente, polas nubles e cumes. Nos cimos cas cordas e bramantes. Sobrotodo panorámicas ou baixotodas elas :))´....Ficando entre debuxos do bronce, fai catro mil anos xa, nas covinhas antre rochas e penedos]
    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bicos y apreixos sin fronteras, querido Rícar y esperando algún día poder compartir una queimada de bruxas, curuxas e sapos... :)) mejor en la cumbre de cualquier penedo, bajo el cielo estrellado.

      Eliminar
  2. Preciosas fotografias, pero hoy me voy a quedar con esas puertas y ventanas. Me encantan. De mis viajes, pero también de mis rutas de montaña, siempre vuelvo cargado de fotos de puertas y ventanas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué tendrán esas antiguas puertas y ventanas que encierran, cierran o abren tanta historia!. A ver cuando nos dejas ver algunas además de esas infinitas ventanas que nos abres con cada nueva ruta. Un abrazo caleyeru.

      Eliminar
  3. Y tanto que la aldea de Asterix!!! Hace muchos, muchos años que yo estuve por ahí y es lo que se me pasó por la cabeza. Extraordinario reportaje, me ha encantado y me ha traído muy buenos recuerdos. Enhorabuena Belén, un fuerte abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa.. Esto si que lo conozco. Mi buena caminata me pegué en mis tiempos mozos.. jaja. .Es una belleza como demuestras en las fotografías.. Un abrazo desde los madriles..

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa serie de fotos.
    Hermosas casas allí, he estado comiendo de tu blog.
    Saludos desde Holanda

    ResponderEliminar
  6. Un reportaje increíble!
    No pensaba que casitas así existen ya!
    Una maravilla! Mis próximas vacaciones de verano serán allí! Jaja!
    Abrazos de Francia y... de África mucho tiempo!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Belén.
    Espero que la primavera haya llegado con ustedes.
    Las mariposas son muy hermosas. Realmente amo las fotos de las casas de piedra. Amo estas casas de la historia. Como dices de Asterix y Obelix. En realidad, has colocado una hermosa serie de fotografías de este bello fenomeno en las montañas y el valle.
    Mis felicitaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Querido Belén, ¿cómo me perdí esta gran publicación? paisaje increíble como siempre.
    Hugs.

    ResponderEliminar
  9. Stunning photos. I love mountains. Charming village, lovely buildings. :)

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu comentario o tu opinión y te responderé encantada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...